Bebés robados.

los-bebes-robados-por-francoFuente

Este es un tema muy delicado para muchas personas afectadas y personalmente muy emotivo. Es un tema sobre el que he reflexionado desde que he sido padre por varios motivos:

  • Yo nací en el año 1978 y está documentados casos de desaparición de bebés hasta el año 1982 inclusive.
  • Mercedes Herrán de Gras (en realidad se apellidaba Herrán Inchausti) residente en Bilbao y donde tenía toda la infraestructura de su asociación María Madre desde la cual gestionaba las adopciones. Yo nací en Barakaldo, un pueblo pegado a Bilbao,  donde está el Hospital de Cruces que es donde nacen la mayoría de los bebés de la comarca.
  • Como padre no me puedo ni imaginar lo que tienen que estar pasando esas madres y esos padres a los que les arrebataron sus hijos como si de tratase de ganado.
  • Como hijo tampoco me puedo imaginar lo duro que tiene que ser descubrir que han traficado contigo y que las personas que has conocido como padres y que te han querido como un hijo pagaron para que de pasases a ser de ellos. Aunque en muchos casos les engañaron a ellos también. Pero para un hijo descubrir algo como eso no debe ser nada fácil de asumir y sobretodo de perdonar.

Cuando Natalia y yo estabamos embarazados ya  se había destapado parte de esta trama, y aunque pueda parecer una tontería Natalia estaba obsesionada con que en el parto no me separase de Haizea en ningún momento. Os reconozco que yo también me llegué a obsesionar.

Obsesión porque no consigo comprender como existen personas al servicio de Dios y de la sociedad que son capaces de realizar actos de este tipo con el propósito de lucrarse aunque lo maquillen como si estuviesen haciendole un favor a la criatura procurandole unas oportunidades impensables de tener con su familia biológica. Solo se me ocurre que han judado a ser Dios, al común de los mortales nos ven como lacayos sin valor que estamos su servicio y pueden hacer lo que quieran, y durante más de 30 años así lo han hecho.

¿Exageración de unos padres primerizos? Creo que no, no olvidemos que solo han pasado 31 años desde que sepamos que ya no existen más bebés robados. Vamos que no es ni la mitad de una vida aunque parezca que sean actos de otras épocas en las que miembros de la Iglesia y de la burguesía con poder hacían y deshacían a su antojo amparados en el temor al miedo y a las represalias de aquellos a los que oprimían.

2012-10-10_17-29-40_62

Yo no me separé de mi hija en ningún momento y después de salir del quirófano su madre tampoco lo hizo, en mi opinión más vale prevenir que lamentar, aunque me llamen loco o exagerado.

Desde este humilde blog de un padre quiero mostrar mi apoyo a todos esos hijos e hijas que les trataron como si de simples mercancías se tratasen  y tambien a los padres y madres que han tenido que vivir el robo de sus bebés. No puedo imaginarme lo que se siente en estos casos. Sinceramente y aunque suene egoista no quiero saberlo.

Mucho animo a todas esas familias!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s