¿Tener un bebé implica renunciar a tu vida?

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando Haizea llegó a nuestra vida, esta sufrió una metamorfosis que no tuvo nada que envidiar a la de Kafka. Los llantos, las visitas, los pañales, las noches sin pegar ojo y hasta la desesperación en más de una ocasión coparon nuestro día a día.

Siendo sinceros la situación nos desbordó por completo, no existe un plan de previsión en el mundo que se acerque ni por lo más remoto al caos en que se convirtió nuestra vida durante  esos primeros meses, pero todo pasa y lo que no mejora empeora. Una de las cosas que llevamos muy mal era la dependencia de Haizea con su amatxu cosa normal por otra parte, si yo tuviese que elegir también me quedaría con la guapa. Pero es que el asunto iba más allá de la necesidad, del cariño, incluso del amor platónico, aquello ya iba siendo vicio (según su ama no, es instinto) era imposible que la niña estuviese separada de su madre mientras estaba despierta y eso acababa mellando a Natalia porque no podía hacer nada en casa, ni siquiera darse una ducha tranquilamente, si separaba Haizea de ella montaba un show espectacular por lo tanto yo intentaba encargarme de todo pero no daba a basto con las coladas, comidas, limpieza, etc… con lo cual Natalia se agobiaba y además se sentía mal.

Llegados a este punto decidimos que a grandes males, grandes remedios y buscamos una solución. Después de buscar unos días dimos con la solución: la mochila portabebé, y es la solución por dos motivos principalmente:

  1. Te permite tener las dos manos libres mientras el bebé está a gustito al calor de tu cuerpo.
  2. Por que es comodísima y hasta puedes darle el pecho cuando lo demanda.

Entonces nos pusimos a buscar la mochila adecuada para nuestro bebé y como no podía ser de otra manera, fué una tarea más dificil que comprar un automóvil, nos quedamos alucinados de los tipos que hay, del número de características que tenías que tener en cuenta y también de la cantidad de productos que dejan mucho que desear en calidad.

En fin, que mientras mirábamos y nos decidíamos por un modelo, nos hicimos un portabebé bueno dos, de los de tela y anillas. Compramos unas telas en el ikea, una de color liso para Natalia y otra con dibujitos para mí, compramos unas anillas de aluminio sin soldaduras (aguantan más peso) en una mercería de Santurtzi y mi suegra lo cosió con su supermáquina. Listo y a funcionar.

l.portabebe-fular-con-anilla-cinc-hibiscus-babymoov_1361203927

Es muy cómoda, ajustable y baratita, nos costó menos de 20€. Este tipo son un buen recurso porque cuando nuestro bebé es pequeñito aún se le está formando la espalda, el coxis, etc…. porque no es recomendable que apoyen el peso de su cuerpo sobre el culete porque puede generarle problemas en el desarrollo de la espalda. Con ella el bebé se adapta muy bien a nuestro cuerpo, va abrigadito y es muy fácil de usar. El objetivo primordial de poder hacer cosas: CUMPLIDO.

Cuando Haizea cumplió los 4 meses nos decantamos por un tipo de mochila pero no teníamos claro el modelo así que decidimos dejar que nos informase algún profesional, así que visitamos varias tiendas hasta que entramos en una que nos convenció porque según entramos vimos a la chica que estaba atendiendo con un bebé en una mochila, dormidito que daba gusto verlo y para mas inri el bebé no era suyo, era de otra compañera que estaba impartiendo una charla en ese momento. La tienda es muxuzmuxu , aunque no es una tienda al uso, es un centro de apoyo a la maternidad y crianza donde puedes comprar productos, informarte, realizar cursos, participar en charlas y muchas más actividades donde puedes despejar tus dudas y las preocupaciones que te quiten el sueño sobre todo lo relacionado con tu bebé, contigo y tu post-parto y también con las relaciones sociales que te rodean, desde tu pareja (si la tienes), hasta tu familia, amigos y vecinos, que aunque podamos pensar que todo es maravilloso puede crearse una situación de impotencia en la que necesitarás ayuda, no solo de tus seres queridos sino de otras madres que han pasado por situaciones similares a las que tu estás pasando y lo más importante, necesitarás sentirte comprendida.

A ver a lo que iba que me desvío del asunto, el caso es que nos probamos los 3 modelos que por características se adaptaban más a Haizea. Nos los probamos Natalia y yo poniendo a Haizea para comprobar la comodidad para nosotros y para nuestra princesa, nos atendió durante una hora (entre ponte, ajusta correas, pon a la niña y quítate lleva un rato) y nos decidimos por la que podéis ver en la siguiente foto, concrétamente la de la derecha.

3983660610_a7800928c0_o

En nuestro caso nos interesaba una mochila con la que pudiésemos llevar a Haizea en el pecho (menos de 12 kg) y en la espalda (hasta 20 kilos). Ya sé que muchos estaréis pensando que matada llevarle a la espalda si pesa 20 kilos, puede parecerlo pero seguro que es peor llevarlo en los brazos. Además en nuestro caso lo utilizamos para casos puntuales, por ejemplo, cuando vamos a rastros, mercadillos o ferias, en estos sitios con una silla de paseo es insufrible además de que eres un incordio para los demás visitantes. Tu bebé está mucho más seguro contigo que en la silla donde alguien puede caer por un tropiezo y donde tienes controlados los brazos y las piernas que tienden a sacarlos de los límites de la silla.

Otro ejemplo, es cuando vas a bajar de casa a comprar el pan y subir, o cualquier otra situación en que no vas a invertir más que unos minutos, con la silla entre que la sientas (y se deje según de que edad suelen dar guerra) le atas las correas, si llueve le pones la burbuja, en muchos ocasiones tardas más de lo que has tardado en hacer el recado.

Aprovechando que he escrito sobre este tema quiero hacer un llamamiento a todos los padres y todas las madres que opten por utilizar mochilas portabebés que por favor no los lleven mirando hacia afuera, por mucho que haya marcas que anuncien que si se puede a partir de los 4 meses, no lo hagáis está en juego la salud de vuestros bebés. Os recomiendo que pidáis información y consejo a profesionales para elegir productos de calidad y os indiquen como usarlos correctamente. También os invito a leer este interesante artículo que os despejará dudas de porque no llevar a vuestro bebé de espaldas a ti:

no lleves a tu hijo mirando hacia fuera en tu mochila portabebes

Para finalizar , obviamente, es cuestión de gustos pero os recomiendo el uso de la mochila, vuestro bebé lo disfrutará y vosotros también. Si tenéis alguna experiencia con portabebés os animo a que lo compartáis aquí.

Agur.

Foto: Maternidad por rahego  Bajo licencia de atribución creative commons

Foto: Papás portabebés por Maviloca  Bajo licencia de atribución creative commons

Foto: Porta bebe fular por paraBebes.com  Bajo licencia de atribución creative commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s