Baby art, una experiencia memorable en el Guggenheim.

 

Entrada Baby art

 

El año pasado en el mes de marzo pude disfrutar de un maravilloso y distinto domingo con mi pequeña Haizea, nos fuimos al museo Guggenheim. Ya sé que Haizea por aquel entonces tenía 4 meses y medio      y quizás visitar un museo no es la mejor actividad para ella pero no fue una visita estándar, realizamos una actividad que denominan baby art. Personalmente disfruté muchísimo con mi pequeña y sobretodo viendo cada una de las expresiones que realizaba con su cara, brazos y piernas, por lo que la recomiendo a todos los padres.

Baby art consiste en darle la oportunidad a nuestros pequeños de un primer contacto con los sentidos. La actividad está destinada a bebés de edades comprendidas entre los 3 meses y el año. Podéis encontrar más información aquí.

Personalmente valoro la experiencia de forma positiva, sobre todo por 2 razones:

  1. Disfruté mucho viendo las reacciones de Haizea mientras íbamos realizando las diferentes etapas de la actividad.
  2. Haizea se lo pasó genial, le sacó el máximo rendimiento posible a las 2 horitas de actividad teniendo en cuenta que tiene 4 meses y medio de edad y acabó dormida como un ángel.

Me parece una actividad económica (16€) y muy enriquecedora tanto para tu bebé como para tí. Además los juegos que realizas lo puedes hacer en tu casa cualquier día, sobre todo los días de invierno que no hace bueno para estar en la calle o cuando tu bebé está enfermo. Son fáciles de realizar y muy entretenidos,  me gustó especialmente en juego de las sombras porque es muy sencillito y se puede realizar para muchas edades no solo para bebés. Por ejemplo, si ya es más mayor, podéis realizar juntos las formas de los personajes del cuento preferido de tu hij@ en cartulinas y luego contar el cuento haciendo las sombras con una pequeña lámpara.

Pero la actividad estrella sin ninguna duda fue el taller de pintura. Ropa fuera, pies y manos preparados, pintura, cartulinas…el resto os lo podéis imaginar. Por un lado es una delicia ver la cara que pone tu bebé mientras siente la pintura en sus manos y pies, la emoción que siente y como le afloran los nervios mientras embadurna las cartulinas y por otro intentar evitar que se pringue demasiado (luego hay que limpiarla), que no se meta la pintura en la boca que aunque no es tóxica tampoco es comestible.

La experiencia la valoro como muy positiva y es probable que en unos meses la repita, la recomiendo por las sensaciones que experimenta tu bebé y por la cara de tonto que llevas durante las 2 horas viendo a tu bebé, es recomendable ponerse babero.

Baby artCollage

Os aconsejo que tengáis en cuenta el horario al que es la actividad para que acostumbres a tu bebé durante los días anteriores y no te pase como a alguna madre que se le durmió su bebé porque era su hora de todos los días y porque, todo hay que decirlo, acaba agotado de la emoción. En mi opinión merece la pena alterarle un poco el horario para disfrutar de la experiencia.

Sinceramente espero que os animéis a vivir la experiencia y os acordéis de comentar y compartir vuestras impresiones con nosotros.

Un saludo.

Anuncios

Souvenirs que puedes hacer tu mismo.

Paquetes_acabados

En esta ocasión os traigo el detalle que hemos realizado para regalar a nuestros amigos al regresar de las vacaciones. Es un simple detalle con el que decirles “hemos pensado en tí” mientras disfrutabamos de vacaciones.

En un primer momento estuvimos buscando un imán chulo para la puerta de la nevera porque otra amiga nos había regalado uno muy bonito de sus vacaciones y dijimos, mira no nos complicamos y así lo mismo los coleccionan. Pero es que los que veíamos o eran más feos que pegar a un padre o no tenían suficientes y no nos llegaban para todos.

El caso es que el la última tienda me llamaron la atención estas cajitas de hojalata decoradas, se me encendió una bombilla y le dije a Natalia: “cariño, y si cojemos estas cajitas las rellenamos con arena de la playa y alguna piedrita, así tendrán un pedacito de playa en casa.” Natalia estuvo de acuerdo y hasta la chica de la tienda nos dijo que sería un regalo muy original, fijaros si le gusto la idea que nos regalo las bolsitas de papel para las cajitas.

No me enrollo más, esto es lo que utilicé:

  • cajitas decoradas.
  • plancha de espuma de las que se ponen en las macetas para clavar la flores artificiales.
  • arena y piedras de la playa.
  • papel o cartulina.
  • foto impresa del tamaño de la tapa.
  • cola blanca.
  • rotulador permanente.
  • bolsa de regalo de papel.
  • tijeras.
  • cutter.

y os cuento como las  hice:

  1. recorté la espuma para meter de relleno en las cajas y así reducir la cantidad de arena a poner en las cajitas.  P1050435
  2. la parte superior de la espuma la cubrí con papel, utilicé cola blanca para unirlos.P1050437
  3. después cubri el papel con cola blanca y lo cubrí con una capa de arena.P1050445
  4. Esperé hasta que secase y pegue la piedra blanca también con cola. (de este paso se me olvidó hacer foto).
  5. recorté la foto y la pegué en el interior de la tapa.Caja _abierta
  6. Una vez que la piedra estaba pegada escribí el mensaje con rotulador permanente. Piedra
  7. Después introduje la caja en la bolsa de papel y le pegue la etiqueta.

Como veis con un pequeño esfuerzo podemos realizar un regalo hecho por nosotros que a mí al menos me hace más ilusión que el típico “Recuerdo de…”

¿Habeis hecho algún souvenir este verano?

Agur.

P.D: Chicos y chicas que aún no lo tenéis, avisadme cuando podais quedar para recogerlos que se van a caducar.