Probamos InsectDHU. Colaboración con @MamaNaturaESP y @Madresfera

Envases

El verano es la estación del año que más disfruto con mi familia. Sales de la rutina, puedes disfrutar de ambiente lúdico festivo en cualquier localidad del país y con el buen tiempo puedes aprovechar para hacer muchísimas cosas, desde disfrutar de los rayos de sol en la playa o piscina con sus baños refrescantes hasta disfrutar de la naturaleza realizando un paseo familiar. Sin olvidar las barbacoas o escapadas turísticas. En fin es una época con un sinfín de posibilidades para divertirte y sobretodo salir de la rutina de horarios laborales, escolares etcétera.

Aunque todo lo bueno tiene (al menos) un pero. Y uno muy importante para mí son los mosquitos, esos insectos un poco maquiabélicos que parecen disfrutar molestándote durante nuestro descanso nocturno. Conocemos muchos medidas para intentar evitar sus picaduras, desde poner anti mosquitos enchufables o más tradicionales como tener macetas con lavanda, citronella o caléndula por ejemplo aquí puedes ver 12 plantas que te ayudarán a proteger tu hogar. Pero siempre hay algún súper mosquito que consigue picarnos durante nuestro descanso nocturno. Pues bien para reducir las molestias de esas picaduras he tenido la oportunidad de probar InsectDhu de la marca Mama Natura gracias a @Madresfera y a los Laboratorios DHU®.

 

Recibí en mi domicilio 2 muestras, una en formato Roll on y la otra en gel. He de aclarar que el gel no es exclusivo para las picaduras de mosquitos, sino de insectos en general además de las picaduras de medusas y plantas urticantes como por ejemplo ortigas. Cosa que me ha agradado mucho porque con 2 pequeños envases haces frente a muchas situaciones algo que se agradece cuando preparas el equipaje para las vacaciones, sobretodo la parte que corresponde a los más pequeños de la casa, ya sabéis de que os hablo ¿verdad?

Otra cosa que me dio confianza en el producto es que no contiene ni amoniaco ni corticoides teniendo en cuenta que están pensados para el uso en niños es algo a tener en cuenta, eso sí también lo podemos utilizar los adultos por lo que se puede decir que es un producto para toda la familia.

Ambos productos los he utilizado en picaduras de mosquitos tanto en mi hija como en su madre y yo mismo y a todos nos ha dado un resultado fenomenal. Alivia el picor en apenas unos segundos y la piel lo absorbe con rapidez por lo que en el caso del gel no hay peligro de manchar nada sobretodo cuando los niños son un tanto inquietos. Tuvimos que recurrir a dar varias aplicaciones para aliviar por completo el picor cosa bastante habitual en todos los productos de este tipo que hemos utilizado hasta ahora. Así que puedo concluir que la eficacia del producto es muy buena

En cuanto al olor no tengo mucho que decir, tiene un ligero matiz a medicamento pero solo lo aprecias acercando el envase a la nariz, una vez aplicado no huele o al menos yo no lo aprecio. En mi caso es un gran punto a favor porque el olor a medicamento me resulta desagradable y me revuelve el estómago un poco.

Recordad que estos productos son para uso externo y por lo tanto tenemos que evitar que nuestros pequeños puedan cogerlos para evitar que lo ingieran.

Ahora toca disfrutar de vuestras vacaciones de verano y ya conocéis un producto más para lograr el objetivo con mayor facilidad, tranquilidad y comodidad.

No olvidéis dejar vuestros comentarios con vuestra experiencia si probáis este producto, me encantaría saber vuestras opiniones.

Muchas gracias por visitar esta entrada del blog. No olvidéis que podéis leer más opiniones sobre este producto con los hastags #SCInsectDhu y #MamaNatura.

Ahora sí,  que disfrutéis mucho no, muchísimo del verano.

Reto 2017

what-do-you-wish

esto no es un post de propósitos únicamente para el año que vamos a estrenar, sino para los años venideros. Algo así como una declaración de intenciones para el resto de mi vida.

No es nada del otro mundo, lo sé, pero a base de reflexionar en que punto está mi vida y meditar que cosas anhelo, deseo vivir y disfrutar he llegado a una conclusión muy evidente: si quiero algo debo esforzarme para conseguirlo. Si, es bastante lógico y como digo muy evidente pero la monotonía me ha llevado a no moverme de mi “zona de confort” eso que tanto se oye desde hace algún tiempo.

No sé quizás tenga algo que ver que en breve estaré a solo un año de la cuarentena o quizás simplemente necesite un cambio para sentirme más vivo. No lo sé pero lo quiero averiguar.

El que mucho abarca poco aprieta así que he decidido centrarme en 3 cosas.

Fotografía/Youtube

Desde que era un chaval me ha gustado la fotografía pero nunca tuve el valor de tomármela en serio y cuando tuve la oportunidad la dejé escapar. Por eso me he propuesto realizar un 52 semanas. También quiero tomarme más enserio mi perfil de instagram, aprovecho para dejaros mi usuario por si os apetece echar un vistazo @Mr_cavia. No me refiero a publicar más sino con más calidad.

Salud

Necesito cambiar hábitos y aunque no soy una persona que le fascine el deporte me tengo que poner con ello. Mi reto personal va a consistir en resistirme al sofá + portátil y practicar 15-30 minutos de deporte todos los días. Como no tengo la posibilidad de irme al gimnasio o a correr he optado practicarlo en casa, además de esta forma mi hija Haizea puede unirse al plan hacerlo más divertido. También considero que es un buen ejemplo para ella que le vendrá muy bien en el futuro.

Familia

Ufff, que puedo decir que ninguno hayáis pensado en vuestra situación personal. Pasar más tiempo con mi chica y mi pequeña, pero no me refiero a estar con ellas sino a disfrutar de ese tiempo juntos. Compartiendo y sobretodo disfrutando.

Al finalizar el año tendemos a analizar que tal nos ha ido este año que dejamos atrás además al coincidir con el periodo navideño invita más a ello.

Ponemos las cosas buenas y las cosas malas que nos han sucedido y hacemos balance. Creo que todo el mundo lo hace y porque no decirlo, es bueno que lo hagamos porque eso nos sirve para tratar de mejorar en el año entrante. Pero, al menos en mi caso, me cuesta valorar todas esas cosas buenas que he conseguido, sobretodo las que no son materiales.

Por ejemplo, mantener el contacto con ese amigo que vive lejos o esos momento de felicidad vividos con tu pareja. Por alguna razón, que no alcanzo a entender, tendemos a centrarnos en lo malo. En las discusiones, en los problemas laborales o familiares, en aquél día en las vacaciones que no pudiste hacer lo que tenías planeado.

Creo que centrarnos tanto en lo negativo nos impide ver y disfrutar de lo positivo y eso es realmente lo que quiero cambiar a partir de ahora. Quiero evitar que si me voy de fin de semana con mi chica y mi hija, y por ejemplo pincho una rueda esa anécdota sea el centro de la experiencia porque me ha costado tanto cambiar la rueda, hemos llegado más tarde al destino de lo que teníamos planeado, bla bla bla. Tengo que aprender a convertir ese tipo de percances en algo positivo, en este ejemplo verlo como un rato donde entre mi chica, mi hija y yo hemos cambiado la rueda, nos hemos puesto las manos negras y si ha habido suerte nos hemos reído a carcajadas.

Al fin y al cabo los planes están para romperlos y tratar de disfrutar de las sorpresas que nos depara la vida.  Así que comienza mi gran reto para el 2017 y más alla!

¡Feliz año nuevo!