Reyes magos de verdad

captura

Queda menos de un mes para que llegue la navidad aunque el ambiente navideño ya nos ha invadido por las calles de nuestras ciudades.

Aunque yo no tengo un sentimiento navideño muy desarrollado si es una época en la que pienso más de lo habitual en la gente menos afortunada que yo. ¿Hipócrita? Si, no lo voy a negar. Pero es lo que tiene esta sociedad aunque no nos guste.

Hoy os traigo una iniciativa que he conocido hace poco gracias a un amigo que me lo pasó por whatsapp.

Reyesmagosdeverdad.org

Es una iniciativa que un grupo de 7 amigas crearon hace unos años mediante un email a sus contactos para conseguir juguetes para 150 niños inocentes que por circunstancias de la vida han sido separados de sus familias. Este grupo ha crecido y ahora ya lo formas 30 reinas magas que dedican parte de su tiempo durante dos meses para dedicarlos a los niños más desfavorecidos de nuestra injusta sociedad. Tras siete años han conseguido hacer llegar regalos de los reyes a casi 5000 niños y 800 ancianos. Todo un mérito que aplaudo .

Pues bien, este año un niño recibirá un regalo que pediremos en nuestra carta . El proceso parece bastante simple, hay que apuntarse en su página web Reyesmagosdeverdad.org después recibirás en tu email la carta de un niño y la dirección donde hay que enviarlo. Con este pequeño gesto conseguiremos que un niño tenga un regalito con el que jugar y sobretodo mantener su ilusión con la magia de la navidad, reforzar su autoestima y muchas más cosas que tienen un valor incalculable mucho más que el coste de el juguete.

Sinceramente, iniciativas como esta hacen que se me haga un nudo en la garganta porque veo que aún queda buena gente en el mundo que hace cosas por los más indefensos, no es suficiente pero es un granito de arena que para los que somos más afortunados no nos supone un gran esfuerzo y pone a prueba nuestra humanidad.

Son tiempos difíciles. Más para unos que para otros. Este es un buen momento para

  • Tomarte un respiro y pensar donde estamos y donde podríamos estar.
  • Implicarte de una vez en algo bueno que pone sonrisas en los más indefensos.
  • Evitar que esos niños se pregunten porque los reyes no les han traído nada.

Por último, tanto si participáis como si no, os pido que difundáis esta iniciativa todo lo posible .

Gracias!!

 

Navidades, regalos e ilusión.

DSC04160

A pesar de lo sucedido en estas navidades y que os conté en el anterior post (podéis leerlo pinchando aquí ) también he disfrutado de momentos maravillosos. Como en la mayoría de los hogares, sobretodo en los que hay niños, las navidades representan ilusión. Por diversos motivos, cada uno tiene su preferido y van desde reunirse con la familia hasta la ilusión de abrir los regalos pasando por esa sensación de magia que inunda las calles iluminadas con la decoración típica de estas fiestas. Para unos es una época de reafirmar su fe en su religión y para otros es una celebración más mundana pero no por ello menos especial puesto que está rebosante de calor humano.

No quiero decir que sea maravilloso para todo el mundo porque muchísimas familias lo están pasando fatal (no solo en navidades) pero es una época en la que la solidaridad aflora en los seres humanos y tratamos de aliviar los pesares de aquellos que tenemos más cerca y si es posible también de los que no lo están tanto. En fin que a pesar de la situación que estamos viviendo en estos tiempos espero que todos hayamos podido esbozar al menos una pequeña sonrisa con algún gesto entregado o recibido de las personas que nos rodean.

Todos sabemos que en un hogar con niños el momento más especial, esperado y emotivo es cuando hay que abrir los regalos. Madre mía que momento más rebosante de energía, que nervios, que de todo!!

Todos aquellos que me seguís sabéis (y si no os lo cuento yo) que soy del País Vasco y eso nos da el privilegio de tener dos días de regalos, una cuando el Olentzero visita nuestros hogares y otra cuando lo hacen los Reyes Magos. Ya sé que en muchos hogares del resto del país también les visita Papá Noel pero a diferencia del Olentzero no tiene cabalgata así que a pesar de ser más guapo y estiloso tiene menos nivel jejeje!!! Si queréis saber más sobre el Olentzero visitad el blog de mi paisana Nagore donde lo explica a las mil maravillas Leyendas Bizkainas el Olentzero.

Como muchos sabéis Haizea cumplió 15 meses el 9 de enero así que podemos decir que estas navidades ha sido consciente de esas cosas envueltas en papel de colorines que llaman mucho la atención. Del porque aparecen debajo de un árbol y todo lo demás estoy seguro de que no pero ella ha disfrutado como lo que es una niña y ha pasado unos nervios rompiendo los envoltorios que no os hacéis idea. Ha puesto caras de sorpresa y expresado sus nervios e ilusión con gestos y risas nerviosas que han sido una delicia para nosotros, en fin que se me cae la baba jejeje!!

Como os he comentado antes tanto el Olentzero como los Reyes Magos desfilan por las calles de nuestra ciudad y a pesar de querer llevar a Haizea a ver los dos no pudo ser. La climatología nos chafó el del Olentzero viento y lluvia son una combinación desastrosa sobre todo con niños tan pequeños. Si vimos el de los Reyes Magos por que aunque hizo mucho viento no llovió. Lo cierto es que Haizea vió la cabalgata como quien mira pasar el autobús, a pesar de las luces, los caramelos y el confeti no la hizo apenas ilusión, solo cuando pasó la batukada con sus tambores que movía las manos y el culete intentado seguir el ritmo. Aún es pequeña así que habrá que esperar al año que viene para que lo disfrute más, de momento os dejo algunas fotos como lo hemos vivido este año, deseo que os gusten.

DSC04252

DSC04277

DSC04278

DSC04288

DSC04316

Souvenirs que puedes hacer tu mismo.

Paquetes_acabados

En esta ocasión os traigo el detalle que hemos realizado para regalar a nuestros amigos al regresar de las vacaciones. Es un simple detalle con el que decirles “hemos pensado en tí” mientras disfrutabamos de vacaciones.

En un primer momento estuvimos buscando un imán chulo para la puerta de la nevera porque otra amiga nos había regalado uno muy bonito de sus vacaciones y dijimos, mira no nos complicamos y así lo mismo los coleccionan. Pero es que los que veíamos o eran más feos que pegar a un padre o no tenían suficientes y no nos llegaban para todos.

El caso es que el la última tienda me llamaron la atención estas cajitas de hojalata decoradas, se me encendió una bombilla y le dije a Natalia: “cariño, y si cojemos estas cajitas las rellenamos con arena de la playa y alguna piedrita, así tendrán un pedacito de playa en casa.” Natalia estuvo de acuerdo y hasta la chica de la tienda nos dijo que sería un regalo muy original, fijaros si le gusto la idea que nos regalo las bolsitas de papel para las cajitas.

No me enrollo más, esto es lo que utilicé:

  • cajitas decoradas.
  • plancha de espuma de las que se ponen en las macetas para clavar la flores artificiales.
  • arena y piedras de la playa.
  • papel o cartulina.
  • foto impresa del tamaño de la tapa.
  • cola blanca.
  • rotulador permanente.
  • bolsa de regalo de papel.
  • tijeras.
  • cutter.

y os cuento como las  hice:

  1. recorté la espuma para meter de relleno en las cajas y así reducir la cantidad de arena a poner en las cajitas.  P1050435
  2. la parte superior de la espuma la cubrí con papel, utilicé cola blanca para unirlos.P1050437
  3. después cubri el papel con cola blanca y lo cubrí con una capa de arena.P1050445
  4. Esperé hasta que secase y pegue la piedra blanca también con cola. (de este paso se me olvidó hacer foto).
  5. recorté la foto y la pegué en el interior de la tapa.Caja _abierta
  6. Una vez que la piedra estaba pegada escribí el mensaje con rotulador permanente. Piedra
  7. Después introduje la caja en la bolsa de papel y le pegue la etiqueta.

Como veis con un pequeño esfuerzo podemos realizar un regalo hecho por nosotros que a mí al menos me hace más ilusión que el típico “Recuerdo de…”

¿Habeis hecho algún souvenir este verano?

Agur.

P.D: Chicos y chicas que aún no lo tenéis, avisadme cuando podais quedar para recogerlos que se van a caducar.