Reto 2017

what-do-you-wish

esto no es un post de propósitos únicamente para el año que vamos a estrenar, sino para los años venideros. Algo así como una declaración de intenciones para el resto de mi vida.

No es nada del otro mundo, lo sé, pero a base de reflexionar en que punto está mi vida y meditar que cosas anhelo, deseo vivir y disfrutar he llegado a una conclusión muy evidente: si quiero algo debo esforzarme para conseguirlo. Si, es bastante lógico y como digo muy evidente pero la monotonía me ha llevado a no moverme de mi “zona de confort” eso que tanto se oye desde hace algún tiempo.

No sé quizás tenga algo que ver que en breve estaré a solo un año de la cuarentena o quizás simplemente necesite un cambio para sentirme más vivo. No lo sé pero lo quiero averiguar.

El que mucho abarca poco aprieta así que he decidido centrarme en 3 cosas.

Fotografía/Youtube

Desde que era un chaval me ha gustado la fotografía pero nunca tuve el valor de tomármela en serio y cuando tuve la oportunidad la dejé escapar. Por eso me he propuesto realizar un 52 semanas. También quiero tomarme más enserio mi perfil de instagram, aprovecho para dejaros mi usuario por si os apetece echar un vistazo @Mr_cavia. No me refiero a publicar más sino con más calidad.

Salud

Necesito cambiar hábitos y aunque no soy una persona que le fascine el deporte me tengo que poner con ello. Mi reto personal va a consistir en resistirme al sofá + portátil y practicar 15-30 minutos de deporte todos los días. Como no tengo la posibilidad de irme al gimnasio o a correr he optado practicarlo en casa, además de esta forma mi hija Haizea puede unirse al plan hacerlo más divertido. También considero que es un buen ejemplo para ella que le vendrá muy bien en el futuro.

Familia

Ufff, que puedo decir que ninguno hayáis pensado en vuestra situación personal. Pasar más tiempo con mi chica y mi pequeña, pero no me refiero a estar con ellas sino a disfrutar de ese tiempo juntos. Compartiendo y sobretodo disfrutando.

Al finalizar el año tendemos a analizar que tal nos ha ido este año que dejamos atrás además al coincidir con el periodo navideño invita más a ello.

Ponemos las cosas buenas y las cosas malas que nos han sucedido y hacemos balance. Creo que todo el mundo lo hace y porque no decirlo, es bueno que lo hagamos porque eso nos sirve para tratar de mejorar en el año entrante. Pero, al menos en mi caso, me cuesta valorar todas esas cosas buenas que he conseguido, sobretodo las que no son materiales.

Por ejemplo, mantener el contacto con ese amigo que vive lejos o esos momento de felicidad vividos con tu pareja. Por alguna razón, que no alcanzo a entender, tendemos a centrarnos en lo malo. En las discusiones, en los problemas laborales o familiares, en aquél día en las vacaciones que no pudiste hacer lo que tenías planeado.

Creo que centrarnos tanto en lo negativo nos impide ver y disfrutar de lo positivo y eso es realmente lo que quiero cambiar a partir de ahora. Quiero evitar que si me voy de fin de semana con mi chica y mi hija, y por ejemplo pincho una rueda esa anécdota sea el centro de la experiencia porque me ha costado tanto cambiar la rueda, hemos llegado más tarde al destino de lo que teníamos planeado, bla bla bla. Tengo que aprender a convertir ese tipo de percances en algo positivo, en este ejemplo verlo como un rato donde entre mi chica, mi hija y yo hemos cambiado la rueda, nos hemos puesto las manos negras y si ha habido suerte nos hemos reído a carcajadas.

Al fin y al cabo los planes están para romperlos y tratar de disfrutar de las sorpresas que nos depara la vida.  Así que comienza mi gran reto para el 2017 y más alla!

¡Feliz año nuevo!

 

Las cosas importantes de la vida

Para mí la vida es el conjunto de experiencias que vamos acumulando a medida que crecemos.

7027222521_299ae5da8b_o

Estas experiencias y vivencias nos van definiendo como personas y en consecuencia vamos eligiendo lo que queremos a nuestro alrededor, con que personas queremos compartir nuestra vida etc… Esto es un proceso en continuo desarrollo hasta que nuestra vida llega a su fin.

Durante el transcurso de nuestra vida hay momentos en los que se dan una serie de circunstancias que nos llevan a plantearnos cosas como:

¿Qué es lo importante en la vida?

¿A qué me gustaría dedicarme?

¿Quiero tener hijos?

Y probablemente un largo etc…

Sin duda uno de los momentos más importantes de mi vida fue cuando me convertí en padre. Los días alrededor a ese momento no dejaba de plantearme una cuestión tras otra. ¿Seré un buen padre? ¿Estaré a la altura? Y un largo etcétera que te puedes imaginar.

Pues bien desde hace unos días vuelvo a estar en uno de esos momentos de reflexión en los que te planteas algunas de esas cosas importantes. Te comento:

Recientemente en mi entorno, hemos tenido la mala fortuna de vivir lo que parece un caso de mala praxis. Todos los días mueren miles de personas entre ellos niños en todo el mundo, lo sabemos, nos resignamos a que sea así pero cuando te toca de cerca la cosa cambia y algo se despierta dentro de ti.

Es cierto que los médicos y resto de personal sanitario son humanos y pueden cometer errores y aunque no sea plato de gusto lo aceptamos pero lo que no se puede aceptar es que no se investiguen las causas de ese error, más allá de la búsqueda de culpables, simplemente para subsanar ese error y que no vuelva a suceder nunca más. Porque no hay necesidad de que otros padres tengan que sufrir la pérdida de su pequeña a la que no vieron cumplir los 34 meses de edad. Una vida intensa pero desgraciadamente muy corta.

Me deja perplejo la ausencia de responsabilidad en la mayoría, por no decir en todos, de los ámbitos que definen la sociedad en la que vivimos. Hay cientos de casos de corrupción, casos de emergencia social, casos de mala praxis en la medicina, en la abogacía, etc…

Personalmente no me puedo imaginar lo que tiene que ser perder a un hijo pero no puedo hacer como que no pasa nada. No quiero una sociedad superficial en la que nos convertimos en números y donde todo está bien mientras no me toque a mí o a los míos. Quiero vivir en una sociedad donde las personas tengan el valor que se merecen, la sociedad la formamos las personas, sin nosotros no existiría. No me resigno a no tener una sociedad más humana, y ¿tú?

Espero, que después de leer estas líneas, algo se haya removido en tu interior. Te plantees las cosas importantes de tu vida y te ayude a centrarte en ellas dejando de lado aquellas cosas que las enturbian.

Lo sé, no es fácil. Ni para mí mismo pero hay que intentarlo, no podemos conformarnos, hay que cambiar nosotros mismos para que lo demás cambie. No es un camino de horas, ni días, es un camino largo pero estoy seguro de que merece la pena disfrutar de él, paso a paso, minuto a minuto.

Este es el link de la campaña de petición que los padres de este angelito han abierto en change.org dónde puedes informarte más sobre este caso concreto (y apoyar con tu firma) aunque hay muchos más pero como os decía unas líneas atrás…paso a paso.

Imagen propiedad de : Lizette Gauthereau